lunes, 9 de febrero de 2015

Meteodrama



Un frente frío entró en el estudio en pleno directo y en horario de máxima audiencia. La hermosa locutora, favorita de su audiencia y objeto de mil codicias, quedó helada mientras recitaba el parte con esa habitual inexperiencia que, pese a todo, deleitaba a los admiradores. Como queriendo acompañar la enredada situación atmosférica de la estación con una igualmente convulsa situación personal, la presentadora ocultó su cara con las manos y descompone un rostro que, durante el directo, mostraba ya signos de turbulencia. En su rostro se ven las isobaras del maquillaje mostrando una situación de bajas presiones.
Un frente frío y vientos del suroeste acababan de arruinar sus vacaciones cuidadosamente planeadas en brazos de un otoñal magnate, al sol de otras latitudes menos borrascosas.
—¡Paso a publicidad! —la voz del regidor sonó como un vendaval.

4 comentarios:

  1. Hola Juan manuel, se me ocurrió dar una vuelta por tu blog ya que hace tiempo que no leo nada tuyo y me encuentro con esta historia de borrascas e isobaras que reflejan la convulsa situación personal de la protagonista.Muy buena esta entrada, deja constancia de la superchería que existe en ese tipo de trabajos donde vale mas el físico y el amiguismo que el saber.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Dulcinea:
      Ando un poco descolgado con el blog, pero me encanta que siga habiendo visitas.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Jajaja, muy original, menuda situación y siento que la chica esté tan deprimida. Todo pasará.abrazos

    ResponderEliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...