viernes, 15 de marzo de 2013

Piscis



"No sé", murmura Manuela compungida escuchando la perorata de su padre sobre la última fechoría protagonizada por la pequeña. "No sé", repite la hijita ofendida aun sabiendo que no se le pedía que reconociera los hechos o que delatara al responsable. "No sé", vuelve a decir la criatura fingiendo desagrado ante todos, que no dudan ya de su culpa.

"¡No sé, no sé! ¡Claro que lo sabe!", prorrumpe el padre iracundo ante la apatía de Manuela, ¡aquí nadie sabe nada, pero la vida del pez está en peligro!"