viernes, 15 de noviembre de 2013

Aritmética y lógica




Me advirtieron una y mil veces de mi osadía, o contra ella, pero no escuché, y ahora, tras tanto desoír consejos, me enfrento a mil años y un día.