viernes, 22 de febrero de 2013

El corrido de W. Jaramillo (finalista REC 3/2013)



Solo a las niñas guapas y a los hermanos que se las presentaban les estaba permitido asistir a los recitales de Washington Jaramillo, figura rutilante de la música melódica que, tras pagar su deuda con la sociedad y con los narcos, trataba de olvidar su turbio pasado. En El Pelícano reinaban ahora la belleza y la armonía, y ni los orificios de bala dormidos en el mostrador y ocultos tras las botellas de tequila podían revelar quién había sido aquel tipo menudo y melancólico. Parecía un hombre honrado pese a su manera de secarse el sudor.

sábado, 16 de febrero de 2013

Lecturas adultas



Desde la habitación de su hermanita venía el brillo de la lamparilla que le arrebataron a él, al hasta entonces rey de la casa, para que la enana no llorara ni se asustara por la noche. No era solo aquella lucecita sino todo el bienestar lo que le había usurpado la recién llegada en connivencia con sus padres y bajo pretexto de que ya era mayorcito para temer a la oscuridad. No habían entendido nada. De día era imposible ser mayor. ¿Cuándo terminaría ahora de leer aquellos relatos de Poe?

sábado, 9 de febrero de 2013

Adagio



El leve crujir de la viga de la que cuelga su padre se ha convertido, con su vaivén regular, en una pauta monótona pero exacta, y lejos de derrotarlo y hundirlo en la congoja, le ha permitido ejecutar su réquiem sin el menor desvío. Al terminar el último compás, respira hondo, cierra la tapa del piano y se dispone a detener la oscilación del metrónomo. No oye aplausos, pero se los imagina.

viernes, 1 de febrero de 2013

Un pan bajo el brazo



Lleva horas durmiendo en su cunita como un ángel. ¿Qué, lo despertamos? A lo mejor nos hace otra de esas gracietas y los invitados nos dan más oro. Este bebé es una joya, nos va a sacar de pobres.