viernes, 21 de febrero de 2014

Las luces del firmamento

Hay en el firmamento, o eso cuenta el abuelo, un lucero intruso que ha venido a quitarle su brillante cetro a la mismísima luna. Papá se ríe, porque ve cómo caigo en las trampas del viejo, pero también se entristece porque ve que ese hombre sabio, capaz en otro tiempo de mirar al cielo y saber si llovería, ya no alcanza a entender que esa luz es la estación espacial en una órbita programada.