jueves, 5 de junio de 2014

Estocolmo

Mucho me temo que vienen a rescatarme, así que, si antes decías la verdad, huye conmigo. Ya mataste a los tuyos. No temas, no te delataré, diré que me salvaste enfrentándote a mis captores.
Si no, márchate mientras puedas y rómpeme el corazón.