martes, 24 de junio de 2014

La miseria

Luego, si se fijan, acaban arrancando esa hilacha de su pantalón y así consiguen parecerse a ustedes, pero no, ellos solo fingen malaventura, mientras que los mendigos la padecen. Ahí los tienen, saliendo del Hilton, vestidos de pordioseros, antes de celebrar un concierto a favor de los menesterosos. ¿Se dan cuenta? Por eso me dirijo a ustedes: Mátenlos y yo me ocuparé de su bienestar.

26 comentarios:

  1. Aunque la mona se vista de seda, pues eso aunque esta vez sea a la inversa- Dura frase final.
    Saludos JM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cómo son los poderosos cuando manipulan a los necesitados...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Uy qué miedito da el final de tu relato. Relato de vena hinchada que ya estamos hasta...
    Feliz veranito, a ver si tenemos más suerte la próxima temporada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte ha sido poder leer tanta cosa buena como había. La temporada que viene haremos lo mismo.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. Un buen broche final, hablando de lo que nos preocupa y que ellos se pasan por el forro.
    Saludos, y en la próxima, espero más como este.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que no se nos agote el cerebro.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Los ojos de los verdaderos mendigos no se pueden disfrazar. En ellos puedes ver que no pueden perder nada porque nada tienen.
    Buen intento. La temporada que viene tendrá que ser paciente porque vamos con fuerza :D
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay más creatividad que temporadas, Henry, así que ya tocará.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Mientras unos fingen lo que otros sufren la cosa va mal, mejor dicho rematadamente mal y ellos los que solo saben de sufrimiento por lo que ven y no porque lo sufren se van de rositas a contarle sus cuitas a los que son como ellos, que mal está la cosa y no se le ve la luz al final del túnel.
    Un abrazo y me puse un poco seria, pero el micro me extrajo un sentimiento de rabia hacia lo que describes.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la rabia de los que están en medio del drama que supone la manipulación del fuerte contra el débil a costa de otros.
      Un saludo.
      JM

      Eliminar
  6. Más de uno debería ocupar el lugar de algún pobre, tal vez descubrirían los vacíos que están.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un tipo de empatía que no les conviene, por eso huyen.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  7. ¡Juas! Genial la última frase. Me encanta la indignación que rezuma el micro, me encanta.
    Abrazotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es indignación impotente, porque veo que hay alianzas viciadas que señalan a unos como culpables, cuando no lo son en realidad.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  8. Cruda realidad nos muestras. Apariencias y más apariencias...
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero de tanto aparentar, parece que la realidad es otra.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  9. Dura arenga la de tu micro con un final drástico pero que quizá sea necesario. Bueno Juan M., a seguir escribiendo que el concurso es solo un pretexto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso escribir es solo un pretexto para quién sabe qué.
      Un saludo, Beto.
      JM

      Eliminar
  10. Buenas tardes Juan Manuel. En esta última entrada del REC Anual 2014, quería agradecerte todo el apoyo que me has dispensado a lo largo de esta temporada, tus comentarios, tus apuestas literarias que me he leído de cabo a rabo aunque no siempre llegara a comentarlas a tiempo y tu buen hacer literario en cada una de ellas.
    Esta, si me lo permites, debiera estar enmarcada en el género del terror. ¡Qué yuyu! eso de "mátenlos".

    Me acordaré de tí cuando esté sentada en la mesa de la Cadena Ser y si tengo oportunidad agradeceré públicamente el buen hacer de todos los que participáis asiduamente en el concurso y pasáis por el blog, y sobre todo ...la ausencia de malos rollos y el respeto que demostráis a todos los finalistas semanales o mensuales.

    Un besazo desde mis palabras y las vuestras. :)
    Estaré el día 9 de seis a siete en la SER. :)
    Un abrazo de osa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estaremos todos escuchando, Laura, y deseándote suerte.
      Un saludo.
      JM

      Eliminar
  11. Es un relato un poco desconcertante, pues si por un lado nos habla de unos fariseos por otro no identifico bien al narrador, que además nos piden matar. No sé. A mí me resulta muy difícil hilvanar los micros del Rec. A ver si el año que viene tienes suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según lo entiendo yo, el narrador es un malvado poderoso que, sirviéndose de los más pobres, trata de evitar que los nuevos ricos que se visten como pobres vengan a alterar un mundo de lujo elegante. Espero haberte sacado del desconcierto.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  12. La tristeza y el sufrimiento del rostro de un mendigo eso no lo puede copiar nadie. Muy buena la última frase, Juan, un caluroso abrazo, Sotirios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, Sotirios. Ando con poco tiempo, pero me gusta saber que seguís ahí.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  13. Juan mi hija puso este nombre jabones en mi blog y como no puedo cambiar mandé los mensajes con este hombre. Perdona, amigo, un abrazo, Sotirios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece un nombre de lo más exótico, tal vez no tanto como Sotirios, pero desde luego es muy original.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...