martes, 1 de julio de 2014

Servicio de habitaciones (ENTC julio 2014)

La empresa daba muestras de deterioro, y Jaramillo, preocupado por lo que parecía ser el fin de su prostíbulo, prefería matar el tiempo reparando desperfectos en aquel renqueante negocio. En las habitaciones vacías, entraba y se ocupaba de la instalación, y en uno de esos cuartos observó algo que lo desconcertó. Unos cables pelados se asomaban al cabezal de la cama y amenazaban con descargar su fuerza en quien los tocara. Vio que no era como para causar grandes males o la muerte, aunque sí podría ser doloroso el menor roce. Mientras se afanaba protegiendo los hilos, que por cierto no alimentaban ninguna lámpara o aparato, entró un cliente casi desnudo, acompañado por una joven que le vendaba los ojos, le ataba las muñecas y lo tumbaba sobre la cama. La chica, acostumbrada a las estrecheces, se mostró indiferente a la presencia de otras miradas, y así sacó una fusta, se puso un antifaz, quitó las protecciones de los cables y echó al incrédulo electricista del cuarto. Mientras cerraba la puerta, la chica le guiñó un ojo y se dirigió a él en una lengua desconocida. Ya en el pasillo, Jaramillo escuchó unos gemidos desconsolados.

18 comentarios:

  1. A ver con Jaramillo de vuelta la vida es diferente. Tiene otro regusto a aventura, sorpresas y relatos inesperados como este servicio de habitaciones de tan laberínticos trasfondos. Seguro que los huéspedes acaban"encendidos".
    Tú y los cables querido maestro qué habrá en tu interior con esos instrumentos y tus muertes eléctricas.
    Me alegro de volver a leerte.
    abrazos gordos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de lo que cuentan de su amada Karen, Jaramillo es muy clásico en amores, maestro Montesinos.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Jajaja este Jaramillo se ha quedado obsoleto y no conoce las nuevas "corrientes". Produce ternura su inocencia... Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Él lleva su negocio como un empresario abnegado, pero no sabe nada de lo que se cuece fuera del horario.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. Jaramillo acabará de chapero para poder sustentar la vida, sino, tiempo al tiempo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes del gran descalabro, va a montar un cabaret de gordas, pero lo suyo no es la empresa...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. No sabía yo que el Jaramillo permitía según qué prácticas. Pero por dios, qué cosas le gustan a algun@s.
    Te deseo ¡suerte! con éste, en ENTC.
    Saludos veraniegos, aunque hoy tenga pinta de llover todo el día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, que no, que Jaramillo es un clásico, por eso no sabe para qué se usan esos cables.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Nunca te acostarás sin saber una cosa más, jaja, Jaramillo la aprendió de un modo un tanto peculiar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo si Jaramillo se enteró de lo que pasaba dentro...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  6. Yo creo que disimula, y le gusta observar lo que sucede, seguro que de esas vivencias aprende:
    El saber no ocupa lugar.
    Y más tal y cómo está la vida
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaramillo es un filántropo a su manera y, pese a su fama de pendenciero, es de hábitos clásicos.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  7. Desconcertante este Jaramillo, ahora se metió a electricista para evitra cortos circuitos, jeje, pero el cable en cuestión estaba para otros menesteres menos eléctricos y mas carnales.
    Un saludo con aires de verano, aunque por aquí aún no apareció.
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Jaramillo tiene la mente abierta aunque a veces tarde en comprender las cosas.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  8. Vaya que sorpresa, Jaramillo ha cambiado de tarea!! Muy bueno tu relato, felicidades y mucha suerte.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes cómo es este Jaramillo, un emprendedor al que la diversificación de la empresa lo pilla con el paso cambiado.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  9. Curso de electricidad básica, capítulo cabezales. Jaramillo, sobresaliente cum laude.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ley de Faraday le es ajena al bueno de Jaramillo, pero no así a sus empleadas.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...