lunes, 15 de septiembre de 2014

El arte por el arte



Como un bigote a lo antiguo, debajo de la nariz y hasta las orejas, surcaba la raya de rotulador que la hija del galerista acababa de trazar sobre aquella señora retratada desnuda. Al adusto caballero del cuadro le dibujó tetas.