lunes, 22 de septiembre de 2014

Gran reserva (REC septiembre 2014)

—Deberías airearte un poco, que hueles a cerrado —protestó ella—, y al final me van a echar la culpa a mí. Claro, como tú eres un viejo aristócrata y a mí me pueden cambiar por otra, a ti qué más te da.
—Calla —intervino el prestigioso anciano—, nadie se meterá contigo. Con tratarme bien y no marearme mucho, lo tuyo es muy fácil, chiquilla.

Al final, como siempre, al corcho le cargaron todas las culpas.

26 comentarios:

  1. Pues resulta que los corchos sí son los verdaderos culpables. Culpables de atascos y silencios incontables.
    Original enlace, Juan Manuel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El humilde alcornoque se deja la piel para mandar al mundo culpables de enormes dramas. ¡Ay, qué pena de dehesa!
      Gracias por tus palabras.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Fíjate Juan; desconocía que al descorchar una botella de vino pudiese salir un excelente micro relato.

    Suerte para la próxima.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los autores malditos descorchaban muchas y escribían de ciene.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. ¿Se bebieron también el corcho? Era alcornoque reserva del 91...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobres alcornoques, ahora también relegados por los tampones de silicona.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Juan Manuel ,te salió original este micro, con corchos,botellas y vino gran reserva como protagonistas,y es el corcho el que sale mal parado, pero que sería de la botella sin el respectivo jeej, perdería el contenido.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor para escribir es el vino... Gracias por pasarte.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Juan Manuel, te has marcado un relato de esos de cinco sentidos, se siente, se huele su aroma y da ganas de beberse hasta las letras de la etiqueta. Este guárdalo que suelen salir concursos de micros sobre vino y cosas así ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la idea de escapar un poco de lo previsible, me paso del REC al de los vinos... ¿Es polivalencia? Qué sé yo.
      Gracias por pasar.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  6. Siempre hay que buscar un culpable, para todo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Incluso sin ser él, pero es mejor que sea el más débil.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  7. Jajajaaj. Qué bueno y original, JM. Me ha encantado el giro final. Excelente.
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre corcho... Nadie habla del vinatero.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  8. El mejor para escribir es la absenta,o el/la ausente.
    Gracias por la cata, por la defensa del corcho. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay vinos malos con buenos corchos, Catherine, y al contrario. Tienes razón con lo de la absenta (ajenjo), que no puede estar ausente de la creación artística.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  9. El vino y su oprgullo, la botella y su encanto. Continente y contenido son inseparables.....el corcho siempre se olvida encima de la mesa. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos humildes sin los que nada sería posible...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  10. Muy buen desenlace, Juan Manuel. Divertido relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que cunda la risa y que el vino no nos recuerde que hay horarios.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  11. Eso es debe ser lo que llaman "disparar al mensajero", je je.
    Me gusta Juan Manuel.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, padrino, el corcho habló más de la cuenta.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  12. Siempre es bueno que haya... corchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los frágiles e indefensos tienen una enorme utilidad, no cabe duda.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
    2. Ese paladar que sabe degustar, valorará a cada uno de de los participantes.

      He terminado tu libro y sabes que? lo volveré a leer, he ido demasiado deprisa y me temo me dejo muchos muchos mensajes de tu tintero...TE FELICITO SINCERAMENTE, tu conocimiento del ser humano , tu visión y ese final magistral, deseo de corazón decirte que he disfrutado mucho con su lectura y es de lo más agradable "conocer" al autor , es un sentimiento casi nuevo que añade mucho sabor.

      Besos de admiración y cariño


      tRamos

      Eliminar
    3. Muchas gracias por tus palabras. Espero que, con esa segunda lectura, llegues a esos flecos que conforman la obra.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...