viernes, 5 de septiembre de 2014

La paz (Radio Castellón septiembre 2014)

En las trincheras se adivinó que el enemigo sería derrotado, y así, dos soldados se mostraron las fotos de sus hijos con untuoso orgullo; en el cuerpo de guardia, dos generales se contaron historias de las guerras de antaño. Tras la tapia del polvorín, admirando las lejanas luces de los helicópteros, un capitán y un cabo olvidaron jerarquías y rencores, y se besaron con dulzura, derrotando al último enemigo que quedaba en el ejército.

22 comentarios:

  1. Paradójico verdad?, que para conseguirla ¡haya que vencer al enemigo!
    Buen micro, Juan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa guerra del silencio aún está por librarse.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Muy bueno. Me ha gustado esa manera de derrotqar al enemigo.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las barreras de la censura son armas poderosas.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. Pues al final demostraron ser muy muy valientes.
    Abrazos magister.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, poco a poco y a escondidas, pero rompieron barreras, maestro Montesinos.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Estupendo, Juan Manuel. Merecía mejor suerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la suerte del microrrelato es a veces tener macrolectores.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Hola JM quisiera contactar contigo por emai, te dejo el mio para cuando con tiempo puedas ....es:
    tramosromero013gmail.com, te adelanto que es para concederme permiso para publicar la foto de tu libro y tu foto en mi blog.
    No se si has viesto que el lateral derecho de mi blog, voy poniendo a los escritories que además de leerles he tenido la suerte de conocerles en persona

    tRamos

    ResponderEliminar
  6. Hola Juan manuel, paradojas de la vida, tenían que derrotar al enemigo para ser valientes , cosas de las guerras.Merecía el premio.
    Un saludo y haber si hay suerte la próxima vez .
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. los premios son a veces una buena crítica o el elogio de los amigos, como ahora.
      un saludo
      JM

      Eliminar
  7. Con la empatía, el diálogo y los besos se derrotan a los enemigos. Muy buen micro Juan M.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Aunque desde hace tiempo tengo la sensación de que no puedo seguir incorporando blogs a mi lista de habituales, entrando en el tuyo he llegado enseguida a la conclusión de que sería un delito no hacerlo. Aquí me quedo, con tu permiso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Bravo compañero. Valientes tus soldados.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos hacían la guerra, padrino, pero ahora les apetece algo menos atroz aunque igualmente bélico.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  10. Una paz con sabor a besos.
    Me gustó mucho.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. Una guerra que queda mucho por librar. Ojalá hubiera más besos y menos armas.
    Me ha gustado mucho este relato.
    Felicidades.
    Delma

    http://delmatmartin.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, Delma. Este relato habla menos de la guerra que del ejército y de sus palabrerías. Una guerra de besos estaría bien.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...