lunes, 6 de octubre de 2014

La siesta del minotauro



El guardián del laberinto condujo amablemente al molesto visitante hasta la salida, librándose así de sus inoportunos gritos de auxilio.