lunes, 3 de noviembre de 2014

Adolescente

El muñeco fue el primero en cerrar los ojos, espantado por la inconcebible escena. Más tarde, los póster de la pared, ruborizado, entornó la vista y disimuló su desconcierto, y por fin el tren eléctrico apagó sus luces y dejó que los jadeos ensordecieran el alegre silbido que solía anunciar su paso por la estación central.
A partir de ahora, otros juguetes y otras imágenes acompañarían la soledad del muchacho.

29 comentarios:

  1. Los niños crecen muy pronto y les crece todo.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡...acompañarían la soledad del muchacho!!!!. Extraordinario micro, Juan Manuel. Por el título, cabe imaginarse la "inconcebible escena". No te preocupes, ya nos lo imaginamos y terminamos nosotros el micro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada cual con sus propios juegos...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. No sé, no sé.... Donde esté el silbido de un tren eléctrico...
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adolescencia silba y llama de su inminente llegada, y una locomotora se pone a echar humo.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Adolescentes, que miedo!!! y todo llega, espero que tarde.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es para tanto... ¡Ah, bueno, que tú eres padre!
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Un adios y un inicio, ¡genial descripción¡

    Besos muchos,

    tRamos

    ResponderEliminar
  6. Se acabaron los ensayos para pasar al fuego real. La vida no hay quien la pare.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Abandona unos juegos y descubre otros, esa es la rueda de la vida y la de un adolescente gira a gran velocidad cada día un nuevo descubrimiento.
    Un micro con un mensaje muy logrado.
    Un saludo Juan Manuel
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. esos cambios son rápidos y necesarios, y ay de aquel que no los tenga.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  8. Juan Manuel, cuando dejamos la niñez descubrimos muchas cosas, tantas que es lo que nos lleva a la madurez y a lo que nos puede hacer feliz o no, pero para ello, debemos descubrir también la soledad y experimentala. En fin..., muy sugerente tu micro y me ha gustado bastante.
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la vida duele a veces, y a veces no, pero no se para nunca
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  9. Juquetes sí, juguetes que nos alegren la vida. Imprescindibles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dejar de jugar es imposible: cambiamos de juguetes, eso sí.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  10. Cambio de etapa o transición más bien. Lo importante es encontrar el juego apropiado... Un abrazo, Juan Manuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así de sencillo: por eso es tan difícil a veces.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  11. Un cambio de edad o de etapa muy bien relatado. Es normal que el muñeco se escandalizase al principio.

    Despues...

    Buen intento JM.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la vergüenza ante la naturalidad es muy perjudicial para el desarrollo normal.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  12. Un gran cambio se ha establecido y es imparable, se acabaron los juegos, empieza la cruda realidad.
    ¡Qué buen relato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida la realidad!, dirían los adolescentes.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  13. Lo malo es que serán juguetes que realmente no deben ser usados para jugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, el juego es parte del aprendizaje, desde la infancia...
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  14. Excelente, JuanMa, como siempre. El adolescente, jugando desde otra perspectiva.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El juego nos enseña a crecer.
      Un placer que te pases por aquí.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  15. No debe ser triste seguir avanzando en el tiempo. Además seguro que el chaval pertenece a la generación digital y pronto encontrará su placer en el juego del móvil.Abrazos novelista.

    ResponderEliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...