viernes, 17 de octubre de 2014

Oh, oh, oh! (cuento navideño 2)

Esperó hasta dormirse y soñó con otra Navidad menos gélida, menos húmeda, menos solitaria, y entonces se vio a sí mismo en la fila del “papanoel” de los almacenes, junto a otros muchos como él, con modestos sueños. Al cabo de un rato, cuando su turno iba a llegarle, una necesidad de ir al servicio lo agitó y…
…y al despertar, de camino al retrete, tropezó con el traje de “papanoel” de los almacenes que, gélido y húmedo aún, reposaba arrugado sobre una silla.

sábado, 11 de octubre de 2014

Vida sana (REC, octubre 2014)

Recluida en el pozo seco pronto se callará, y su vergüenza se irá borrando como vino, de repente, y nosotros olvidaremos sus mentiras y sus errores como de costumbre, poniendo encima de los de ella los deslices de otros, como siempre.
Nunca sabremos si enloqueció por la enfermedad o porque, tras aislarla e interrogarla, su vida quedó al descubierto: su soledad, sus falsos viajes, su hueca vida.

La que se entregó a los demás ya no tenía ni casa, ni trabajo, ni perro, ni vida. Le curaron el mal, sí, pero ahora la dejaron sin defensas.

lunes, 6 de octubre de 2014

La siesta del minotauro



El guardián del laberinto condujo amablemente al molesto visitante hasta la salida, librándose así de sus inoportunos gritos de auxilio.

viernes, 3 de octubre de 2014

Talking to me? (entc OCTUBRE 2014)



—Talking to me? —repetía una y otra vez, como esas notas de saxo.
Frente al espejo, Travis, convertido en un ser desquiciado, pensaba en cómo rescatar a la joven Iris de las manos de un tirano, y así impresionar a la hermosa Betsy, que lo había tomado por un loco.
Tantas horas sin dormir le habían robado los sueños, por eso, pastilla a pastilla, tuvo que imaginar un universo en el que situar los destellos lúcidos de una mente rota.

—Mañana me querrás —pensaba—, tengo un arma. Liberaré a la pequeña y me querrás.


jueves, 2 de octubre de 2014

Control parental (REC octubre 2014)



Hoy parece que ella tiene la voz todavía más dulce que ayer, y mañana seguramente la tendrá aún más serena. Parece que su encanto aumentara sin fin, y mi deseo también.
Ojalá mañana todo salga según mis planes y, cuando ella salga del colegio, no se quiebre su voz cuando descubra mi verdadera identidad.