lunes, 21 de diciembre de 2015

EL CAMBIO

Como sombras disipadas por un nuevo amanecer, los candidatos regresaban a sus casas con la sonrisa ya en su sitio, el teléfono callado, las ojeras más marcadas, la camisa por fuera, la foto de los niños en la mano y la sensación de que, pese a todo, había valido la pena intentarlo.

lunes, 14 de diciembre de 2015

MARE NOSTRUM

Van a ir a comprarse un vestido nuevo y un helado, y para los
chicos unas botas de vaquero y tal vez unas almendras garrapiñadas. Hace frío, pero nada los detiene, ni las recelosas miradas de sus amigos, ni las lágrimas de sus abuelos, demasiado viejos para acompañarlos, ni siquiera el rostro maligno del capitán, ni tantos flotadores, ni la insegura embarcación de fortuna en la que se harán a la mar. Con tanta gente a bordo, a lo mejor —piensan— no hay regalos y golosinas para todos.

martes, 8 de diciembre de 2015

ESA VOZ

—Encendiendo motores…
—Motores encendidos.
Aquella voz metálica aceleraba el pulso de los tripulantes de la nave, que se veían ya cumpliendo un sueño.
—Diez, nueve, ocho…
—…
El resto de la cuenta atrás ya ni se escuchó, y solo sintieron la aceleración del despegue, las vibraciones al soltar los propulsores y el cambio de la luz en el compartimento. En un suspiro ya estaban en posición frente a su objetivo, pero al fondo siempre estaba ese brillo tan tentador.
—Apertura de escotillas…
—Escotillas abiertas.
Ya estaban solos jugando entre las estrellas, como se habían prometido mucho tiempo atrás.
Quién sabe cómo, si queriendo o no, los dos astronautas perdían contacto con la nave, de la que se alejaban rumbo a la nada, pero agarrándose muy fuertemente, como si bailaran…
—Fly me to the Moon, let me play among the stars… In other words…
—Base a módulo, base a módulo. Respondan.


lunes, 7 de diciembre de 2015

LEJANO OESTE

Las besa con suma conciencia para no equivocarse, las acaricia con estudiada suavidad para aplacar sus nervios, las coloca una a cada lado y mirando hacia abajo para emprender el camino desde la cantina hacia la calle central, desierta pero vigilada. Clava sus botas en el polvoriento suelo. A lo lejos, mientras se ajusta las cartucheras, por entre sus piernas bien separadas se ve a un diminuto rival que ya ha disparado sus dos balas.

lunes, 23 de noviembre de 2015

¡A QUE NO HAY! (REC noviembre 2015)

Abandonan, primero uno y luego el otro, la habitación del hotel en la que han pasado la noche. No hay besos. El primero toma un taxi y, en marcha, lanza una mirada hacia el otro, que discretamente y desde la salida, mientras espera otro coche, le manda un adiós furtivo con las manos en la gabardina. Ambos se despiden hasta no saben cuándo o hasta no saben si ya no. En casa seguirán siendo papás atentos y maridos irreprochables, y nunca pensarán haber sido infieles, porque, en el fondo, eso solo era una apuesta.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

L'ADIEU D'UN HOMME SANS ILLUSIONS (traducción de MJ Pastre)

Mon Amour,
Si tu es en train de lire cette carte, c'est que je suis mort, et que quelqu'un s'est chargé d'accomplir ma dernière volonté. J'espère que tu ne seras pas froissée par ce dernier acte de bravoure de ma part. De toutes façons dans ces circonstances ; Il ne me reste plus qu'une intervention du hasard, pour qu'arrive jusqu'à toi mon récit de ces faits. Avant que ne te parvienne une note du ministère , sur ma mort héroïque en service commandé. Crois moi ,nous sommes les gentils. Demain on nous envoie au front ,contre ceux qui pourraient être nos voisins pacifiques , qui nous haïssent pas pour nos idées ou nos origines ,comme nous également. Nous nous haïssons pour nos actes guerriers. Moi je n'aurais jamais fait cela ,crois-moi , mais comment empêcher ,qu'arrive tout ce mal entre gens innocents ,ceux du front. Nous avons exécuté les ordres en obéissant comme il se doit . Cette guerre nous a transformé en sauvages par ses conditions inhumaines. Et , maintenant ,nous allons livrer une bataille cruciale, si nous avons su pourquoi ,nous l'avons oublié. Alors que la fin est proche, je ne pense pas à ma mort ,ni à la douleur des miens, mais comment le soldat qui va me tuer ,assouvira sa haine sur mon corps. Criblera-t-il de balles mon ventre, m'achèvera-t-il à coups de pieds ,me crachera-t-il dessus ? Que fera-t-il de ma chaîne en or, de mon matricule, pour que tu ne penses pas que je suis mort en héros.
Il faudra apprendre à notre fils le bien et le mal .
A toi pour toujours .

Mon Amour .

Enlace al texto original de JM Sánchez

lunes, 2 de noviembre de 2015

PRUEBAS (REC, octubre 2015)

Vuelven a ser invisibles, y eso los hace más peligrosos, quizás no tanto por su número como por su fuerza, que es mucha, o por la suya, que cada vez es menos, tras perder apoyos. Pero no se rendirá hasta borrarlo todo, libros, números, claves… todo menos su memoria, que es tenaz, no como la de ellos, aunque lo acechen, y lo ronden, y lo agoten a fuerza de preguntas maliciosas durante los comicios.
Los periodistas no podrán con la promesa que hizo de guardar silencio antes de ingresar en prisión.

miércoles, 28 de octubre de 2015

¿LO VES? YA NO LO VES

Tras tantos años arrancándole el mineral a la tierra, se vino al mar a dejar que pasara el tiempo y a aspirar aquel codiciado aroma que venía de tan lejos. Por trabajar a oscuras desde joven, se quedó ciego, pero el nieto le explicaba al abuelo lo que no podía ver, y el viejo se encargaba de describirle al niño por qué aún sus manos olían a carbón.
— ¡Huele! ¿Lo ves? Cuando uno es de la tierra, no puede oler a mar.
Pero el niño no comprendía aquello, ni tampoco por qué el viejo aún sonreía pese a no poder ver algo tan hermoso.

Enlace al concurso "Carboneras Literaria"

sábado, 17 de octubre de 2015

EL MAESTRO ARMERO (REC, octubre 2015)


Un señor con levita que se parece a Pushkin, y quizás sea él, mira al horizonte y me tiene en vilo. Exánime, como en un cuadro, tarda en caer al suelo mientras me mira y, sin rabia, me hace un gesto de que lo ha adivinado todo, aunque tarde para él. Incluso sabe que a mí también me han tendido una trampa, y con un gesto desfallecido que apenas le alcanza, trata de prevenirme de la llegada de mis verdugos, que me arrancarán la vida con la misma arma que truqué para el duelo.

lunes, 12 de octubre de 2015

LA ODALISCA

Y cómo es que nunca cambiaron el bombín, eso quedaría en la leyenda de la casa. Buenos beneficios sacaba la madame de aquella empleada que dejaba de par en par las puertas para quienes quisieran entrar allá y desfondarse con ella o mirar desde el pasillo a dos céntimos la ojeada. Para eso mejor poner cortinas.
Pero aquel día no estaba de dios, y allá perecieron, desnudos y en posición deshonrosa, dos agentes inmobiliarios y tres aparejadores, todos a una incapaces dar cuenta de aquella odalisca.
Y ahí está, desmantelada la casa y perdiendo valor de mercado.

sábado, 3 de octubre de 2015

SIT TIBI TERRA LEVIS (ENTC, octubre 2015)

Cansado, tras su ficticia muerte, de haber vivido durante casi cuarenta años en una constante leyenda, y harto sobre todo de alimentarla con algunas apariciones por aquí y por allá, que la imaginación popular no dejó de ensanchar y difundir, el mítico cantante decidió confesar su fatiga y terminar para siempre con su quimérica existencia.
—Ha estado bien eso de variar las letras del epitafio, ¿verdad?
—Me sorprendes. Jamás habría pensado que un gitano supiera latín.
Apenas terminó la frase, un golpe seco en la nuca acabó con sus días de gloria y misterio. El resto fue una labor sencilla de avisos a los herederos y a la prensa, y todo el mundo se reunió en torno a un sepelio que ya se había producido casi cuatro décadas antes, pero esta vez sería de veras. Sobre la tumba del gran cantante se leía la habitual frase latina que cerraba para siempre el episodio de las apariciones.
Y del mismo modo, como una inscripción funeraria, la prensa recogió el evento con un titular que coronaba a otro artista como el relevo del difunto: “Camarón está vivo. Lo vieron en el entierro del rey del rock.”

domingo, 27 de septiembre de 2015

LA RUPTURE DE HUMBERT HUMBERT

Ajustant sa cravate face au miroir, ce premier petit matin de septembre était pour lui pénible. Les vêtements légers des dernières semaines lui manquaient. Il avait la nostalgie de l'image de ce corps qui n'avait pas l'habitude de se lever tôt et qui se reposait, paresseux et sensuel, sur une mer de draps chaotiques.
Son idylle estival était terminé, mais ses souvenirs le laissaient un peu confus. Il savait que tant de caresses avaient eu un prix malgré un incroyable déploiement de câlineries; même la scène de pleurs de l'aéroport avait une certaine apparence. Essayant d'oublier le déconcertant souvenir, il se dit que, avec ou sans amour, au moins son argent servait pour le bien-être de toute une famille, qui ne manquerait de rien durant les prochains mois. Ceci lui donnait un motif de ne pas se sentir coupable.
Savoir qu'il devrait renouer une autre relation l'été prochain l'accablait, puisque après trois étés de suite avec la même partenaire, les treize ans étaient un peu excessifs.
En chemin pour le lycée où il travaillait, il lut une nouvelle qui lui fit penser à la rigidité du code pénal.

Gracias a Marie-Josèphe Pastré por la traducción de mi relato "La ruptura de Humbert Humbert"

viernes, 18 de septiembre de 2015

ALIANZAS

“¡Cuánta fuerza y qué poca puntería!”, se lamentaba el médico tras haber sido eliminado del torneo de dardos. Sin embargo, los adversarios, lejos de burlarnos de su torpeza, le mostrábamos una temerosa admiración, pues nunca está de más tener de nuestro lado a un urólogo con unos dedos tan gruesos.

viernes, 11 de septiembre de 2015

ESCUELA DE ESCRITORES

—El bate, «¡Eso, bate!», se le resbalaba de las manos pringosas, «¡No, pringosas no!, mejor ensangrentadas, que es más visual para terminar un capítulo, ¿de acuerdo?»
         La mirada del autor acabó perdiéndose en alguna parte del despacho de su editor, que seguía haciendo de su obra un futuro superventas. Entonces, regresando de su momentánea abstracción, agarró firmemente un paraguas con sus manos, se lo clavó al editor en el cuello y, aceptando que nunca vería su novela en los estantes, dio por concluido el capítulo tal y como lo había escrito.

viernes, 4 de septiembre de 2015

MENS SANA

Al abrir el contenedor, se dio cuenta de que estaba empezando a olvidar el nombre de las cosas e incluso su uso habitual, y así, vestida de todos los colores y con insólitas prendas, se adentró en las calles, bailó, atrajo las sonrisas de los niños y ahuyentó el recelo de los paseantes. Y siguió bailando.
Cuando despertó, no reconoció a nadie, ni acertó a adivinar por qué estaba rodeada de chismes cuyo nombre ignoraba.
—Buenos días –dijo, haciéndole una reverencia a un gotero mientras agitaba un pañal a modo de abanico.

domingo, 12 de julio de 2015

Efectos secundarios

Cuesta arriba todo parece distinto, pero nadie podía pensar que aquel tipo pudiera adelantar al grupo con tanta facilidad. Y lo curioso fue verlo festejar su escalada de aquel modo, sobre el sillín, haciendo aspavientos, agitando el bidón de agua como si fuera cava y regando al público.

Sin duda el tratamiento para su enfermedad le había dado alas a aquel aparente tullido, mientras que a los esforzados pedaleadores les habría sentado mal el desayuno.

—Es la primera vez que adelanto a alguien —oyeron todos gritar al lisiado antes de verlo desaparecer tras la curva.

sábado, 27 de junio de 2015

I CONCURSO DE MICRORRELATOS YK ACCESORIOS

FALLO DEL JURADO


Los miembros del jurado del I Concurso de microrrelatos YK Accesorios, tras la deliberación, acuerdan adjudicar los galardones a los siguientes autores:
  • Ganador: "Violinista" de Teresa Docio. Leer
  • Finalista: "Ejecución de un dandy" de José Manuel Dorrego. Leer

Ambos relatos se han publicado, según figuraba en las bases del concurso, el el blog de "Autores malditos".
Igualmente, el jurado se felicita por la gran calidad de los relatos presentados a concurso.

sábado, 20 de junio de 2015

FIEL

Los ardores de hiel que aquel guiso le dejó habrían sido motivo en otra época para insultar a su devota esposa, pero, como sus fuerzas, el tiempo se le escapaba sin aprovechar las ocasiones que los suyos le brindaban para dejar escapar un pequeño gesto de agradecimiento, una palabra amable. Para él, sus hijos eran una jauría, una manada de monstruos en pos de su fortuna. Por suerte fueron muriendo uno a uno, y solo se quedó la vieja, que no era mejor que los demás, pero sí más útil y sumisa.
—Bébete esto, te hará bien.
Ni una mirada, ni un gesto, solo silencio y desconfianza. Pero su esposa, fiel y piadosa, aceptaba aquello como un mandato. Al verlo adormecerse aliviado por la infusión, de pronto la vieja le susurró al oído unas palabras.
—No me lo agradezcas, pero yo te libré de tus hijos y de su codicia. También yo reforcé tu hacienda y mantuve juntas las tierras, unas tierras que heredará la diócesis. Ya puedes morir tranquilo. Eso que bebiste no era bicarbonato.

jueves, 28 de mayo de 2015

LLEGARÁ MI DÍA

Los primeros fríos me alejan de llegar en condiciones al renacer de otra primavera, pero no debo dejarme influir por el tiempo que hace, porque el tiempo que pasa ya me está poniendo bien a prueba. Mi cuerpo, con la sangre alterada, querría llegar a caldearse una última vez.

Relato publicado en "La primavera la sangre altera II", de Diversidad literaria, 2015.

sábado, 9 de mayo de 2015

I CONCURSO DE MICRORRELATOS YK ACCESORIOS

YK ACCESORIOSMADRID-CASTELLÓN se dedica a la venta de ropa y complementos, y está implantada en Madrid desde 2013, donde se integra en un entorno no solo comercial sino social y cultural. A tal objeto ha convocado el "I Concurso Literario YK Madrid” de Microrrelato, de acuerdo con las siguientes bases:

Temática:

La temática de los relatos será libre y únicamente deberá incluirse en el texto la secuencia “nada que ponerse” o “nada que ponerme”.

Relatos:

Los relatos deberán ser originales e inéditos; sólo se admitirán un relato por participante. El relato literario debe tener una extensión máxima de 50 palabras incluyendo el título, escritas con letra Times New Roman normal, de tamaño 12, con interlineado sencillo, sangría en primera línea y margen justificado.

Participantes:
Podrán presentarse al concurso todos los autores españoles y extranjeros, residentes en Madrid o representados por residentes, mayores de 18 años, que envíen sus obras escritas en lengua española.

Jurado:

El jurado estará formado por escritores aficionados con obra impresa publicada, los cuales serán independientes en su fallo, que será inapelable, reservándose el derecho, asimismo, tanto de otorgar menciones especiales como de declarar desierto el premio. La calidad de la lengua, el número de faltas de ortografía, gramaticales y de sintaxis serán tenidas en cuenta por el jurado. Se nombrará un relato ganador, un relato finalista. El nombre de los relatos ganador y finalista y de sus respectivos autores, se dará a conocer el día 26 de junio de 2015, en el marco de la fiesta que tendrá lugar en YK Accesorios-Madrid.
Premios:

El premio para el autor del relato ganador y para el finalista consistirá en un diploma más un complemento de la colección YK. Igualmente ambos relatos serán publicados, con el consentimiento de los autores, en el blog de autores malditos.

Envío de relatos:

Se enviará, hasta el 14 de junio de 2015, un correo electrónico a 1969horchatero@gmail.com en el que se incluirían dos archivos:

  1. Titulado “Relato”, con el relato (con el título) y el autor (real o pseudónimo).
  2. Titulado “Plica”, con el nombre del autor, un teléfono de contacto y una dirección de correo electrónico.

No se mantendrá correspondencia con los participantes.
El jurado se reserva el derecho de desestimar todo aquel relato que, a su juicio, vulnere el respeto a la dignidad de la persona, que sea discriminatorio, xenófobo, racista, pornográfico, o que atente contra la juventud o la infancia.


La participación en este concurso lleva implícita la aceptación de estas bases y del fallo del jurado.

viernes, 24 de abril de 2015

PAPANUEL, EL SOÑADOR

Aquella no era la vida que me habían prometido, y menos la que les había anunciado a los míos antes de marcharme, y ni mucho menos la vida soñada del que tiene que echarse un saco al hombro sin saber dónde recalaría su caminar; pero era mi vida, aquella con la que tenía que batirme día a día hasta que llegara la noche, en que podría figurarme otra mejor, más volátil, aunque menos amarga. Era una suerte poder programarme los sueños a capricho, y por eso no me importaba padecer de día, porque la noche me curaría los sinsabores diurnos.
Esperé hasta dormirme y soñé con otra Navidad menos gélida, menos húmeda, menos solitaria, y entonces me vi a mí mismo en la fila del “papanuel” de los almacenes, junto a otros muchos como yo, con modestos sueños, como yo. Al cabo de un rato, cuando mi turno iba a llegar, una necesidad de ir al servicio me agitó y… Y al despertar, de camino al retrete, tropecé con el traje de “papanuel” de los almacenes que, gélido y húmedo aún, reposaba, como yo, arrugado sobre una silla.

sábado, 11 de abril de 2015

BONJOUR, MON GÉNÉRAL

Ya no escucha el general más que la desbandada de sus tropas; no ve más que el pillaje de los pueblos que dejan atrás; no huele sino la pólvora mojada de su exánime artillería; se palpa la casaca impoluta y nota que ni siquiera está manchada de sangre. Su boca le trae el amargo despertar de un sueño desmoronado.
Bonjour, mon général —le dice una voz desconocida con acento extranjero, y es entonces cuando piensa que no habría debido dejarse llamar majesté.
Su convicción le impide aceptar que aquella alianza vencedora vaya a traerle al continente nada mejor que su imperio, pero su razón lo lleva a reconocer la derrota en buena lid.
—¿Cree que ha sido por una causa justa —acaba dirigiéndose a su carcelero— o me equivoqué pensando que la razón estaba de mi lado? ¿Acaso los que vengan van a ser mejores que yo?
No recibe respuesta alguna y, como sus callados cañones, se repliega y se deja arrastrar al exilio.

ENTC, 2º trimestre 2015

viernes, 10 de abril de 2015

El talento



Mientras bajaba las escaleras del estrado, Cindy, como se hacía llamar, recordó aquella tarde remota en que su abuela la avisó de los riesgos que corría su vida si seguía por aquella senda de despreocupación. Lo último, cambiarse el nombre, no había sido sino una guinda en el pastel de desgracias que fue la vida de esta mediocre licenciada, que vio más luz en el mundo de las pasarelas que en la empresa de exportación de vinos espumosos en la que llegó a trabajar de comercial. Al llegar al final de la escalinata hecha de tubos metálicos, miró a su compañera, algo más joven y menos decepcionada, y se vio unos años antes, igual de regada con cava, igual de despeinada, igual de ignorada y, sorprendentemente, igual de ajena a tanta calamidad.

domingo, 15 de marzo de 2015

MEROS RECIPIENTES


Seis meses de prisión fueron muchos por haber robado una simple caja de zapatillas, pero los cumplió con indolencia ya que no se sentía culpable de nada grave. Además, como se comprobó, las caras deportivas del número 46 no estaban dentro: ella solamente necesitaba la caja, lo que inquietó aún más a sus acusadores, altos directivos de la empresa multinacional que empleaba a media ciudad y que sintió, sin entender el porqué, la ingratitud de todos los habitantes.
Seis meses de prisión fueron muchos sin saber si la caja en la que había enterrado a su recién nacido habría soportado las últimas lluvias.

Publicado en La Esfera Cultural, Las cuatro estaciones, en abril 2015. 

sábado, 7 de marzo de 2015

PRIMAVERA (ENTC, marzo 2015)


Ya tiene su pizca de canela, como a él le gusta, y yo este rayo de sol que será todo para mí mañana. Una última guinda —sonrosada, que si no la escupe—, y para mí la brisa que renueva el aire de esta prisión. Ni siquiera le pondré matarratas en lugar de harina, porque sería demasiado esfuerzo. Este comensal tan odioso y este último miedo valdrán la pena, porque ya casi es primavera. Mañana dejaré atrás esta cárcel, estos hierros, porque mañana es ocho de marzo.


lunes, 9 de febrero de 2015

Meteodrama



Un frente frío entró en el estudio en pleno directo y en horario de máxima audiencia. La hermosa locutora, favorita de su audiencia y objeto de mil codicias, quedó helada mientras recitaba el parte con esa habitual inexperiencia que, pese a todo, deleitaba a los admiradores. Como queriendo acompañar la enredada situación atmosférica de la estación con una igualmente convulsa situación personal, la presentadora ocultó su cara con las manos y descompone un rostro que, durante el directo, mostraba ya signos de turbulencia. En su rostro se ven las isobaras del maquillaje mostrando una situación de bajas presiones.
Un frente frío y vientos del suroeste acababan de arruinar sus vacaciones cuidadosamente planeadas en brazos de un otoñal magnate, al sol de otras latitudes menos borrascosas.
—¡Paso a publicidad! —la voz del regidor sonó como un vendaval.