domingo, 15 de marzo de 2015

MEROS RECIPIENTES


Seis meses de prisión fueron muchos por haber robado una simple caja de zapatillas, pero los cumplió con indolencia ya que no se sentía culpable de nada grave. Además, como se comprobó, las caras deportivas del número 46 no estaban dentro: ella solamente necesitaba la caja, lo que inquietó aún más a sus acusadores, altos directivos de la empresa multinacional que empleaba a media ciudad y que sintió, sin entender el porqué, la ingratitud de todos los habitantes.
Seis meses de prisión fueron muchos sin saber si la caja en la que había enterrado a su recién nacido habría soportado las últimas lluvias.

Publicado en La Esfera Cultural, Las cuatro estaciones, en abril 2015. 

14 comentarios:

  1. Hola Juan Manuel, un relato que duele por lo que dices, ella solo necesitaba algo donde enterrar al bebé, nada más le importaba, pero los podoros no saben de la necesitad del mas necesitado, ellos solo ven el hecho de robar.
    Triste tu historia, que llega muy adentro, la situación la describes muy bien y es aterradora.
    Un saludo Juan manuel y me alegro de tu regreso
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué fácil es últimamente crear dolor inspirándose de la realidad.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. ¡Wow! me ha dejado helada.
    Saludos Juan manuel

    ResponderEliminar
  3. Muy duro.
    Es lo que tiene vérselas con la justicia sin ser rico, ni político, ni banquero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo llaman justicia, eso es lo duro
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me abruma tu elogio, pero lo acepto encantado.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Ufff. Duro. Un pedazo de bofetón social, JM. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A tortas es más claro a veces.
      Un saludo.
      JM

      Eliminar
    2. Una historia triste para reflexionar sobre el mundo en que vivimos.
      Tan breve y clara que no hizo falta más.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. El mundo a veces se resume en pocas palabras.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  6. Maestro que hace muchooooo!!!!
    Un relato espeluznante y no por eso increíble.
    Me alegra volver a tu casa.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer, maestro Montesinos, poder agradarte.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...