viernes, 4 de septiembre de 2015

MENS SANA

Al abrir el contenedor, se dio cuenta de que estaba empezando a olvidar el nombre de las cosas e incluso su uso habitual, y así, vestida de todos los colores y con insólitas prendas, se adentró en las calles, bailó, atrajo las sonrisas de los niños y ahuyentó el recelo de los paseantes. Y siguió bailando.
Cuando despertó, no reconoció a nadie, ni acertó a adivinar por qué estaba rodeada de chismes cuyo nombre ignoraba.
—Buenos días –dijo, haciéndole una reverencia a un gotero mientras agitaba un pañal a modo de abanico.

14 comentarios:

  1. Juan Manuel, una descripción muy buena de esa terrible enfermedad que nos aleja de todo lo conocido y nos hace ver las cosas de otra manera. Por cierto la foto es muy propia para el texto.
    Un saludo
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te guste, pese a todo.
      un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Cuando se borran los recuerdos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se borran algunos y otros se superponen para crear una realidad confusa.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  3. Me ha gustado ese final que "nos hace reír por no llorar".

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La risa debe estar presente siempre, pese a todo.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  4. Muy bien compadre. Un acercamiento muy amable a una frase abocada a la tragedia.
    Suerte con la nueva temporada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero tener tiempo y orden, padrino, para seguir escribiendo en REC.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Pocas cosas hay más importantes que tener la mente sana, pero cuando no es posible, hasta de eso hay que saber reirse.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  6. Primer intento con la cabeza ida, acelerado relato que nos mete en este olvido cada vez más cercano. o quizás una pionera del uso de las cosas.
    A por más amigo JM.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este año tenemos cita en la final, qué caramba.
      Un saludo, maestro Montesinos.
      JM

      Eliminar
  7. Cuando uno olvida las cosas, lo mejor que le puede pasar es olvidar que está olvidando.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante lo irremediable, mejor escapar por la puerta que sea.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...