martes, 8 de diciembre de 2015

ESA VOZ

—Encendiendo motores…
—Motores encendidos.
Aquella voz metálica aceleraba el pulso de los tripulantes de la nave, que se veían ya cumpliendo un sueño.
—Diez, nueve, ocho…
—…
El resto de la cuenta atrás ya ni se escuchó, y solo sintieron la aceleración del despegue, las vibraciones al soltar los propulsores y el cambio de la luz en el compartimento. En un suspiro ya estaban en posición frente a su objetivo, pero al fondo siempre estaba ese brillo tan tentador.
—Apertura de escotillas…
—Escotillas abiertas.
Ya estaban solos jugando entre las estrellas, como se habían prometido mucho tiempo atrás.
Quién sabe cómo, si queriendo o no, los dos astronautas perdían contacto con la nave, de la que se alejaban rumbo a la nada, pero agarrándose muy fuertemente, como si bailaran…
—Fly me to the Moon, let me play among the stars… In other words…
—Base a módulo, base a módulo. Respondan.