lunes, 14 de diciembre de 2015

MARE NOSTRUM

Van a ir a comprarse un vestido nuevo y un helado, y para los
chicos unas botas de vaquero y tal vez unas almendras garrapiñadas. Hace frío, pero nada los detiene, ni las recelosas miradas de sus amigos, ni las lágrimas de sus abuelos, demasiado viejos para acompañarlos, ni siquiera el rostro maligno del capitán, ni tantos flotadores, ni la insegura embarcación de fortuna en la que se harán a la mar. Con tanta gente a bordo, a lo mejor —piensan— no hay regalos y golosinas para todos.

18 comentarios:

  1. Si siempre que escribes vas a romperme asi las espectativas, tendré que seguir leyéndote.
    Sobra decirte que me ha encantado tu microrelato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho porque, una vez descartado para el Nobel, eso es lo que busco al escribir ;)
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  2. Hoy no quería pasar sin dejar un comentario, este texto me llegó.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor tu visita, maestro. Me alegro de que te haya llegado.
      un saludo
      JM

      Eliminar
  3. ¿Y cuánta gente no vivirá con esta amargura su día a día? Muy buen post :)

    ResponderEliminar
  4. Siempre que leo tus microrrelatos no puedo evitar pensar en el jesuita aquél de decía aquello de "lo bueno, si breve, dos veces bueno".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Baltasar Gracián anunció los microrrelatos, a su manera, claro.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  5. Me atrevería a decir que es, después de todo, un microrrelato tierno. O agridulce.

    Buen texto, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es agridulce, como las mentiras que les hacemos a los niños.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  6. Me has hecho un heridita sangrante, amigo escribidor. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así comprobarás que la letra con sangre entra, compañera relatora.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  7. No hay suficientes olas que abracen a todos y que bueno porque si no el mar escupiría cadáveres por las mañanas.


    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por eso contamos cuentos, para quitarle hierro a la realidad.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  8. A mí también me tocó este micro. El final es maravilloso, de categoría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho, compañera. El día que me den el Nobel, te recordaré.
      Un saludo
      JM

      Eliminar
  9. Es "La vida es bella", pero con un poso más cruel.
    Después de leerte casi se me cortan los deseos de felices fiestas que venía a dejarte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que las luces navideñas no nos cieguen, que un belén no es más que un decorado.
      Un saludo
      JM

      Eliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...