lunes, 9 de febrero de 2015

Meteodrama



Un frente frío entró en el estudio en pleno directo y en horario de máxima audiencia. La hermosa locutora, favorita de su audiencia y objeto de mil codicias, quedó helada mientras recitaba el parte con esa habitual inexperiencia que, pese a todo, deleitaba a los admiradores. Como queriendo acompañar la enredada situación atmosférica de la estación con una igualmente convulsa situación personal, la presentadora ocultó su cara con las manos y descompone un rostro que, durante el directo, mostraba ya signos de turbulencia. En su rostro se ven las isobaras del maquillaje mostrando una situación de bajas presiones.
Un frente frío y vientos del suroeste acababan de arruinar sus vacaciones cuidadosamente planeadas en brazos de un otoñal magnate, al sol de otras latitudes menos borrascosas.
—¡Paso a publicidad! —la voz del regidor sonó como un vendaval.