jueves, 4 de febrero de 2016

EL PARTE

En casa se cenaba siempre a las nueve, siempre sin
hablar y siempre escuchando el parte radiado lo bastante alto como para que se oyera en el vecindario. Papá ni masticaba mientras aquella voz decía cosas extrañas acerca de una gran victoria sobre una banda de desleales. Cuando mi padre apagaba el transistor, entonces volvía un leve murmullo al comedor, acompañado del tintineo de los cubiertos sobre el plato, y entonces también veíamos a mis padres mirarse de reojo como diciéndose que habría que seguir esperando, y esperando, y esperando... Y tanto esperaron, que nunca les llegó el día.
Hoy los he recordado cuando, sentado a la mesa, he escuchado las palabras que tal vez ellos esperaron tanto tiempo: “Españoles,…”

Enlace a ENTC

5 comentarios:

  1. Estás que te sales JM, me ha encantado , sí sr. un texto cercano, con una sencillez de narración bestial que lo hace historia sobre las historias. Sí sr. Enhorabuena y suerte en ENTC y la radio. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Cómo me llevas a mi juventud, a los partes de Radio Nacional, a ese silencio que exigía mi padre. Aunque en mi caso estábamos en el bando de los ganadores, es decir de los antisistemas golpistas. Cuántos murieron sin ver al dictador enterrado. En fin, que tengas suerte en ENTC.

    ResponderEliminar
  3. Recuerdo de aquel diario hablado de radio nacional de España también llamado "El parte" es que comíamos en silencio hasta que terminaba, era norma en casi todas las casas. Las noticias estaban manipuladas y todos comíamos con ellas,fueran o no fueran verdad.
    Un saludo Juan Manuel
    Puri

    ResponderEliminar
  4. De quienes comíamos en casa oyendo el "parte" de fondo, sólo quedo yo. Me has emocionado con tu relato. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Cuánto se lee entre líneas... ese silencio en las comidas de toda una familia para escuchar la voz de un salvador de patrias... Los trucos en las familias para que los vecinos creyeran y hablarse con las miradas. Me ha encantado.

    ResponderEliminar

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...