viernes, 25 de noviembre de 2016

TABAQUISMO

—Antes de que vuelva papá de comprar tabaco, tienes que ordenar tu cuarto, y así te perdonará, dejarás de llorar y cenaremos todos juntos.

—No, mamá, esta noche no ordenaremos la casa, esta noche nos iremos las dos a comprar tabaco y cenaremos juntas sin él.