domingo, 3 de abril de 2016

PUNTOS SUSPENSIVOS (REC marzo 2016)

Deja unos puntos suspensivos cayendo de sus labios,
como gotas saladas que al instante borra con la lengua, y luego, tras una pausa, como no alcanza, pasa la mano, frota torpemente y arranca hasta el último resto, que luego, secándose en sus dedos, mira con una mueca interrogativa, pues no sabe en qué punto estamos. No tarda en exclamar cuánto me echará de menos...