jueves, 12 de octubre de 2017

SALTO AL VACÍO

—¡Que todo vuelva a ser como antes!

Ese es el deseo frustrado de todos los que, tras saltar al vacío con más arrojo que convicción, ven acercarse el momento del impacto.
—¡Que todo vuelva a ser como antes!
Pero una vez dado el salto, no hay marcha atrás, y el suelo parece echarse encima con sorprendente celeridad…
—¡Que todo vuelva a ser…!
Con tanta rapidez que apenas hay tiempo de terminar la frase.