jueves, 12 de abril de 2018

LA LECHE QUE TE HAN DADO

Era nuestro sueño desde chavales, tal vez modesto,
pero eran otros tiempos. Poco importaba si de comida teníamos acelgas, pues la recompensa del postre bastaba para resistir a las repugnantes verduras y a la monótona cocina familiar. ¡Quién hubiera imaginado entonces que aquellos "petisuís" eran yogur y no queso! ¡Ay, la leche! Aquel misterioso nombre escondía tantas mentiras…

SUTIL VENGANZA

Acercándose un poquito más al borde del barranco donde se esconde el secreto del tiempo y dejan de existir las cosas, Jaramillo decide que,...