jueves, 17 de mayo de 2018

LOS LOCOS DE LA GUERRA

La muerte se ha olvidado de nosotros, como hace tiempo
La Colifata
también la vida. Tras el estruendo inicial, tras los tanques y los tiros, ahora todo es calma en el pasillo central y en los dormitorios. Los vigilantes y los sanitarios, que se lo olían, ya se marcharon antes sin dejarnos ni siquiera las pastillas, pero no importa, porque ahora, vivos o muertos, somos libres y vamos a salir del manicomio, vamos a asaltar lo poco que quede del pueblo, el bar sobre todo, vamos a poner música y vamos a bailar como locos, hasta morir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor querría saber tu opinión...

EL LINAJE ANTE TODO

Los padres de Tomás insistían en recuperar al estúpido de su hijo pese a que el pago del rescate podría suponerles un tremendo descalabro ...