jueves, 10 de enero de 2019

POLVO DE ESTRELLAS

Me quedé dormido hilvanando constelaciones, brillantes
nébulas que iban cerrándome los párpados hasta cegarme por completo. Pero antes pude discernir los improbables colores, acariciar las formas caprichosas, desentrañar la materia oscura y oír el estallido del mismísimo universo. Recuerdo también haberle echado una última mirada a mi flamante creación, a ese nuevo orden celeste que, como polvo de estrellas, yacía desparramado en un espejo.

REC, enero 2019

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El autor querría saber tu opinión...

EFECTIVO

Desde que cayó enfermo, y ya iba para diez días, los familiares no hacían más que fingir gran tristeza cuando iban a visitarlo, pero el do...